Hummus Sapiens

Blog sobre Historia de la gastronomía, la cocina y la alimentación

La alimentación de los soldados españoles en la Guerra de Marruecos

En ninguna guerra se come bien –salvo los soldados yankees en la II Guerra Mundial, claro– pero en pocas se ha hecho tan mal como en la de Marruecos. Para escribir esta entrada no he recurrido a recetarios sino a dos grandes novelas autobiográficas: Imán, de Ramón J. Sénder, y La ruta, de Arturo Barea. Tan mal lo pasaron los dos allí que odiaron al Ejército, los reyes y los caudillos de por vida. Leyendo lo que comían entenderás por qué.

Pimentón de La Vera enlatado

Pimentón, la especia más enmascarante de la cocina española

El rancho de los soldados en los cuarteles de Marruecos
Todos los testimonios coinciden: el rancho era vomitivo. Madrid mandaba dinero suficiente para que no lo fuera, pero de intermediario en intermediario se perdía por el camino hasta llegar al último en sacar tajada: el sargento. Responsables de alimentar y vestir a la tropa, los sargentos recibían una cantidad fija de dinero que gestionaban a sus anchas. Ahorrando en cantidad y calidad de los víveres el sargento engordaba su bolsillo. Así, en Imán el rancho es escaso y con garbanzos agusanados. También tienen gusanos las alubias del rancho de La ruta, donde el sargento se justifica ante Barea: “saben que les robo, pero otros son peores (…). Hubo un sargento que los alimentó dos meses con sólo judías con pimentón”.

carne enlatada

No preguntes jamás por qué la carne enlatada es tan barata…

La alimentación de los soldados en las operaciones de Marruecos
Según Barea, los sargentos ganaban aún más cuando había operaciones, pues entonces  “se les da a cada hombre una lata de sardinas y un par de galletas, y ya está aviado para todo el día”. ¡Ahí los tenéis, los dos “platos” omnipresentes en toda guerra desde Napoleón! Las galletas –sostén del Imperio español– eran en realidad tortas cocidas dos veces para resistir el paso del tiempo, hasta el punto de que en Marruecos aún se servían las sobrantes de la Guerra Cuba. En cuanto a las conservas, podían ser de carne o pescado. Las de carne –como la ternera con guisantes que aparece en Imán– eran repugnantes, y muchas estaban podridas. De hecho, en Cuba mataron a más yankees que las balas españolas. Las de sardinas eran más apreciadas pues el aceite se usaba para hacer quinqués… ¡o para calmar la sed en las posiciones asediadas del Desastre de Annual ante la falta de agua!

Bacalao - seco

Pescado cecial, la conserva más tradicional de pescado

Las cantinas de los cuarteles de Marruecos
Cuando el soldado volvía de las operaciones, si es que volvía, encontraba de nuevo esos ranchos cuarteleros que hacían del caldo negro espartano una golosina. La única alegría que podía regalarse era gastar en la cantina sus escasos cuartos en vino y pitanza, aunque el panorama no era mucho mejor. En una de las cantinas descritas por Barea, “el vino tenía irrisaciones verdes sobre el rojo y sabía a sulfato de cobre. Para beber aquel vino había que tener una sed como la que El Licenciado producía sirviendo tajadas de bonito seco con cada vaso.” Las tabernas de Tetuán, Ceuta o Melilla no eran muy diferentes, con vinos aguados, cervezas y pescados amojamados colgados de las vigas para deleite de los soldados de permiso.

desayuno tipico san fermin

Pocas cosas hay que no solucionen un par de huevos (fritos)

La alimentación de los oficiales del Ejército de Marruecos
Con todo, cuerpos como el de Ingenieros no comían mal. Lo mismo ocurría con los oficiales, que disfrutaban de mejores viandas, licores, y hasta francachelas. No obstante, el banquete más famoso no lo fue por su cocina, sino por el mal rato que pasó el agasajado: Miguel Primo de Rivera. Decidido a retirar a España de Marruecos, el dictador visitó sus cuarteles para comunicar a los oficiales lo que ya intuían. Su respuesta fue servirle un banquete en el que todos los platos llevaban huevo. “El viejo preguntó por qué había tanta abundancia de huevos –relata Barea-, y le contestaron que, como se iba a ir de Marruecos, los huevos no hacían falta, porque los que se quedaban eran los únicos que necesitaban tener huevos”. Temiendo enemistarse con el Ejército Primo no sólo no abandonó Marruecos, sino que organizó el desembarco de Alhucemas poniendo fin a la guerra.

¡Qué aproveche! Y mucha, mucha, mucha salud.

Te interesa: La azarosa vida de los restaurantes durante la Guerra Civil

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

marzo 2020
L M X J V S D
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Lugares con historia

Blog sobre Historia de la gastronomía, la cocina y la alimentación

Ser Histórico

Portal de Historia

ESO ES OTRA HISTORIA

Materiales diferentes para profesores de Historia

Blog Cátedra de Historia y Patrimonio Naval

“Quien domina el mar, domina todas las cosas” (Temístocles)

Curiosidades de la Historia

Relatos breves para entender la Historia

HISTORIAE

Aprende, Sonríe

Los Viajes de Claudia

Blog sobre Historia de la gastronomía, la cocina y la alimentación

Diario del Viajero

Blog sobre Historia de la gastronomía, la cocina y la alimentación

Rutas por España

Blog sobre Historia de la gastronomía, la cocina y la alimentación

Mil y un viajes por el mundo

Blog de viajes con relatos, consejos y propuestas diferentes

Te Cuento de Viajes

Blog de Viajes y Pequeñas Historias. Recuerdos viajeros, experiencias, consejos, fotografías, ilustraciones

aramendiblog.wordpress.com/

Una nueva experiencia culinaria sin salir de casa...

PICOBE MADRID

los mejores restaurantes de madrid, italiano, peruano, mediterraneo, gluten free o las mejores hamburguesas.

Mi Europa SABE a Mediterráneo

Blog sobre sabores y saberes de Europa mediterránea

El Jardín de Punt

Nuestra guía de Restaurantes

La Gastrorredactora

Periodista y copywriter especializada en gastronomía y restauración

condoscucharas.com/

Recetas de cocina, aprende a cocinar paso a paso.

The Language of Food

Blog sobre Historia de la gastronomía, la cocina y la alimentación

A %d blogueros les gusta esto: