Hummus Sapiens

Blog sobre Historia de la gastronomía, la cocina y la alimentación

Arte y gastronomía: los bodegones, testigos de la evolución del gusto

Meléndez - Bodegón con ciruelas, brevas, pan, barrilete, jarra y otros recipientes

Luis Meléndez: Bodegón con ciruelas, brevas, pan, barrilete, jarra y otros recipientes (imagen tomada de Wikipedia)

Además de tablas, diez años de experiencia como profesor de Historia del Arte te permiten anticipar las reacciones de los alumnos. En breve empezaré a explicar a mis pupilos el Barroco y como cada año, sé lo que me dirán cuando les enseñe los bodegones de los principales maestros. La reacción general pasa por sorprenderse ante su realismo, y muchos sonreirán al comparar la riqueza exhibida en las mesas flamencas y holandesas frente a la carestía de las españolas. Y algún alumno habrá que me pregunte por qué se pintaban estos cuadros. Ahora que las redes sociales rebosan de las fotos que subimos con el móvil de lo último que comimos, no está de más conocer el origen de esta pasión por representar lo que tenemos en el plato.

Felipe Ramírez - Bodegón con cardo, francolín, uvas y lirios

Felipe Ramírez: Bodegón con cardo, francolín, uvas y lirios (imagen tomada de Wikipedia)

El género pictórico del bodegón –o naturaleza muerta- surge en el Barroco de la mano de pintores como el italiano Caravaggio. Los bodegones se caracterizan por ser recreaciones pictóricas de objetos inanimados tales como piezas de vajilla, flores o alimentos. La principal finalidad de estos cuadros era mostrar el virtuosismo técnico del autor. Los maestros exhibían en sus bodegones su habilidad en la composición de la obra, el manejo de las luces y las sombras, o la representación de las diferentes cualidades táctiles de las superficies de los objetos. Frente a los retratos o los cuadros religiosos, los bodegones se consideraban entonces un género menor que no gozaba de gran prestigio. No obstante, no faltaban compradores dispuestos a adquirir aquellas obras en las que la realidad había sido captada de una forma tan fidedigna que hoy nos parece fotográfica.

Heda - Still life with a Gilt Cup (Wiki)

Heda: Naturaleza muerta con copa dorada (imagen tomada de Wikipedia)

A pesar de la irrelevancia de los temas representados, la elección de los objetos no siempre era baladí. Algunos bodegones transmitían mensajes a los espectadores, ya que elementos como las flores representaban la fugacidad de la vida, mientras que las fresas o las cerezas se asociaban a las pasiones carnales. Algunos historiadores dados a exagerar las virtudes de nuestra patria mientras esconden algunas de sus carencias han realizado interpretaciones algo forzadas del carácter moralizador de los bodegones para justificar la pobreza reflejada en las mesas españolas del Barroco frente a las del resto de Europa. Según estas interpretaciones, no se trataría de falta de recursos, sino de la austeridad y ascetismo que caracteriza a un espíritu cien por cien español. Sea como fuere, al comparar la riqueza de los bodegones de pintores holandeses como Heda con los interpretados aquí por Sánchez Cotán o Zurbarán dan ganas de echarse a llorar. Asumámoslo:  los pintores de bodegones representaban la realidad que les rodeaba, por lo que hoy se consideran testimonios de gran valor para conocer la historia de la gastronomía.

Meléndez - Bodegón con besugos, naranjas, ajo, condimentos y utensilios de cocina

Luis Meléndez: Bodegón con besugos, naranjas, ajo, condimentos y utensilios de cocina (imagen tomada de Wikipedia)

Una visita al Museo de El Prado puede depararnos numerosas lecciones sobre nuestro pasado gastronómico. Así, podemos constatar que aunque la intolerancia religiosa acabó con la presencia en nuestra cocina de productos de origen andalusí como el cilantro o el alcuzcuz no alcanzó a los francolines. Estas aves de caza eran tan apreciadas en Al-Ándalus que las autoridades prohibieron su venta a judíos y cristianos en tiempos de escasez. Su estima no decayó en Castilla durante el siglo XVII, ya que podemos encontrar este pajarillo en la pintura de Felipe Jiménez “Bodegón con cardo, francolín, uvas y lirios”. Otro ejemplo: en varios bodegones de Luis Meléndez -principal maestro español del género- se aprecia que las acerolas triunfaban en la España del XVIII, o que los besugos ya llegaban frescos a Madrid –fíjate en el brillo de los ojos y las escamas- antes de la invención del ferrocarril. ¿Son o no son estos cuadros herramientas imprescindibles para conocer nuestro pasado culinario?

Paul_Cézanne - Cesto de manzanas, Art Institute Chicago (wiki)

Paul Cézanne: Cesto de manzanas (imagen tomada de Wikipedia)

El declive del bodegón llegó con el siglo XIX, cuando prácticamente desapareció de los estudios de los pintores. Aunque posteriormente grandes maestros retomaron este género, su manera de abordar los bodegones está a años luz del realismo del Barroco. Cézanne mantenía que la forma de pintar estos cuadros no debía ser distinta a la de pintar paisajes. Picasso se mostró interesado por las frutas y las piezas de vajilla durante su etapa cubista, pero únicamente por su valor geométrico, susceptible de ser descompuesto en diferentes planos. Fue Andy Warhol quien dio la puntilla al bodegón, haciendo que plátanos, botellas de Coca-Cola y latas de sopa de tomate perdieran su individualidad y se convirtieran en los objetos clónicos que exhiben nuestros supermercados. Ahí reside su genialidad y su valor como testigo de la evolución del gusto, ¿o acaso se puede expresar mejor el estado en que la sociedad de consumo sumió a la pobre gastronomía?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 14 febrero, 2014 por en 06 Edad Moderna (siglos XVII y XVIII), Historia de la gastronomía y etiquetada con , , , .

Categorías

febrero 2014
L M X J V S D
« Ene   Mar »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
2425262728  

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

El Jardín de Punt

Nuestra guía de Restaurantes

La Gastrorredactora

Periodista y copywriter especializada en gastronomía y restauración

ConDosCucharas.com

Recetas de cocina, aprende a cocinar paso a paso.

The Language of Food

Blog sobre Historia de la gastronomía, la cocina y la alimentación

Hummus Sapiens

Blog sobre Historia de la gastronomía, la cocina y la alimentación

Blog sobre Historia de la gastronomía, la cocina y la alimentación

Entre libros y pucheros

Blog sobre Historia de la gastronomía, la cocina y la alimentación

La Barriga del Glotón

“Comer y respirar es lo único que hacemos desde que nacemos” (Ferran Adriá)

La lente gastronómica

Más allá de la fotografía gastronómica. Reacciones, creaciones y recreaciones

Artecisoria's Blog

Comer, beber, qué placer

tiroalplato

Acertar donde comer

Mi Culinaria

Blog sobre el arte de guisar en nuestro pequeño planeta. Cocina internacional de los cinco continentes.

Un lugar donde comer bien con presupuesto ajustado

Restaurantes económicos de calidad en Madrid, recetas, artículos y mucho más

Gastronoming

Cocina, recetas, vino, gastronomía, bebidas, ingredientes, uvas, alimentos...

Natalia Penchas

Cocina y fotografía

Xabi Likes Chocolate

Cocina y repostería saludable, fotografía y más.

Jorge Gutiérrez

Fotografía

A %d blogueros les gusta esto: