Hummus Sapiens

Blog sobre Historia de la gastronomía, la cocina y la alimentación

De desayuno, una buena sopa: sopa tailandesa de langostinos y setas

En la entrada anterior os contaba como en Polonia desayuné varios días un kebab a falta de mejores opciones. Un desayuno bizarro donde los haya, ¿verdad? Algunos se llevarán las manos a la cabeza cuando vean así empleado este adjetivo, pero confieso que me encuentro entre quienes están asumiendo el significado inglés –raro, extraño- en perjuicio del castellano. Por otra parte, no me podréis negar que algo hay de gallardo –que así define el diccionario de la R.A.E. la bizarría- en empezar un nevoso día de invierno con un kebab en un subterráneo de Varsovia. Sea extraño, gallardo, o ambas las cosas a la vez, lo cierto es que este recuerdo me ha hecho preguntarme acerca de qué otros desayunos peculiares he disfrutado en otros parajes del ancho mundo.

Y así, más allá de los excesos en algún buffet hotelero, no recuerdo ninguno particularmente extraño en mis viajes por Europa salvo en Finlandia, donde una mañana de enero con -25º en el exterior comencé el día echándome al coleto una buena porción de pastel de reno y varios arenques ahumados. A diferencia de los kebabs varsovitas, esta vez no se trató de un recurso inesperado, sino de una costumbre local, ya que aquel desayuno fue preparado por varios profesores y padres de alumnos finlandeses a las que fuimos a visitar.

Sopa tailandesa de langostinos y hierba limón

En el continente americano sí que he disfrutado de algunos desayunos originales. Uno que nunca olvidaré fueron unos chilaquiles con salsa verde en San Cristóbal de las Casas, México. Tanto me gustó que siempre que los preparo calculo suficiente cantidad como para que sobre y me sirvan de desayuno al día siguiente. Más extrañas me resultaron las salchichas embadurnadas en sirope de arce que comí mi primera mañana en Nueva York. Julia me hizo atravesar media ciudad, segura de que me gustarían tanto el local como la comida, ya que cumplen a la perfección con los tópicos cinematográficos de los desayunos estadounidenses. Otra mañana cumplí con el rito de probar un bagel relleno de queso crema y salmón, pero dada la popularidad de estos panecillos judíos entre los neoyorquinos no sé si se le puede considerar como un desayuno extraño. Y hablando de judíos, tanto en Israel como en Israel y Jordania desayuné varias veces hummus o falafel. Me parece interesante recordar esto ahora que unos y otros vuelven a la gresca.

Y de un extremo del continente al otro, porque sin duda fue en Vietnam donde disfruté del desayuno más peculiar que recuerdo, aunque, como el bagel en Nueva York, sea un plato muy popular allí: el pho. Se trata de una sopa muy contundente, con tallarines de arroz y callos de ternera o carne. Es originaria de Hanoi, pero desde allí se ha extendido al resto del país. Tal y como se describe en Cocina Vietnamita, de Parsifal Ediciones, existen tres tipos de vendedores de pho. El primero es el ambulante, que recorre las calles con su plancha y su marmita vendiendo una sopa “entre comestible y buena”. Si es verdaderamente buena y logra hacerse con algunos clientes habituales, el vendedor ambulante se hace fijo en una esquina evitando así el agotador peregrinaje anterior. La tercera categoría la forman aquellos que montan su tenderete de pho. La calidad mejora notablemente, porque su familia empieza a trabajar para él. Sin embargo, “la mayoría de los tenderetes cerraban al cabo de 2 o 3 años, ya que la calidad disminuía con la popularidad”. ¿Vuelta a empezar?

Ingredientes

Como desde mi viaje a Valencia tengo hierba limón y galanga fresca en el frigorífico, había pensado en hacer algo de pho, pero a última hora cambié los planes y preparé una sopa tailandesa que ya he hecho en varias ocasiones. Me parece especialmente atractiva por el contraste de sabores, ya que el caldo de pollo, los langostinos y la lima contrastan muy bien. La galanga y la hierba limón son más difíciles de encontrar, pero otras veces he sustituido la primera por más jengibre y la segunda por tallos secos –hay compañías como Blue dragon que los comercializan en grandes superficies- con muy buenos resultados. Si no encuentras setas shiitake, sustitúyelas por champiñones. Animaos a probarla.

Sopa tailandesa de langostinos y setas.

Ingredientes para 4 personas: 1 l. de caldo de pollo; 500 gr de langostinos; 150 gr. de setas shiitake; 20 gr. de jengibre fresco; 20 gr. de raíz de galanga; 2 tallos de hierba limón; 2 ramas de cilantro; 2 limas.

1.- Hierve el caldo en una cazuela. Mientras, corta las setas, el jengibre y la galanga en láminas. Sumérgelas en el caldo junto con la hierba limón.

2.- Pasados 10 minutos incorpora los langostinos, a los que habrás quitado la cabeza y el caparazón salvo el extremo de la cola. Si optas por añadir langostinos ya cocidos, deberás esperar 15-17 minutos desde que comience el hervor.

3.- Cuando la sopa lleve 20 minutos cociendo, retírala del fuego y añade el jugo de las limas exprimidas y los tallos de cilantro lavados y sacudidos. Puedes incorporar finas rodajas de lima para hacer el plato más vistoso.

Anuncios

Un comentario el “De desayuno, una buena sopa: sopa tailandesa de langostinos y setas

  1. Teresa
    22 noviembre, 2012

    Me temo que estoy entre las acérrimas defensoras de la pureza de la lengua que Cervantes y nuestro Siglo de Oro consagraron. Así que… ¡uffff!, menuda alegría me he llevado al comprobar que lo de bizarro iba más bien por el lado de la valentía. Una maravillosa sorpresa, tu blog. Creo que es hora de incorporar nuevos sopicaldos a los tradicionales de verduras o pescado de mi madre. Aunque para desayunos en mañanas frías, nada mejor que calentarse con un chocolate con churros en la madrileña San Ginés, que a buen seguro conocerás. ¿Seguirás compartiendo tan apetecibles propuestas? Espero y deseo que sí…

    Teresa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 20 noviembre, 2012 por en Culinaria, Recetas, Sopas y cremas, Vietnam y etiquetada con , , , , , , , , , , .

Categorías

noviembre 2012
L M X J V S D
« Oct   Dic »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

PICOBE MADRID

VAMOS A COMER ¿TE APUNTAS?

Mi Europa SABE a Mediterráneo

Blog sobre sabores y saberes de Europa mediterránea

El Jardín de Punt

Nuestra guía de Restaurantes

La Gastrorredactora

Periodista y copywriter especializada en gastronomía y restauración

ConDosCucharas.com

Recetas de cocina, aprende a cocinar paso a paso.

The Language of Food

Blog sobre Historia de la gastronomía, la cocina y la alimentación

Hummus Sapiens

Blog sobre Historia de la gastronomía, la cocina y la alimentación

Blog sobre Historia de la gastronomía, la cocina y la alimentación

Entre libros y pucheros

Blog sobre Historia de la gastronomía, la cocina y la alimentación

La Barriga del Glotón

“Comer y respirar es lo único que hacemos desde que nacemos” (Ferran Adriá)

Mi Culinaria

Blog sobre el arte de guisar en nuestro pequeño planeta. Cocina internacional de los cinco continentes.

Un lugar donde comer bien con presupuesto ajustado

Restaurantes económicos de calidad en Madrid, recetas, artículos y mucho más

Gastronoming

Cocina, recetas, vino, gastronomía, bebidas, ingredientes, uvas, alimentos...

Natalia Penchas

Cocina y fotografía

Xabi Likes Chocolate

Cocina y repostería saludable, fotografía y más.

A %d blogueros les gusta esto: